El triunfo del uniforme

Las connotaciones negativas y militares de la palabra uniforme son las primeras que invaden nuestra mente cada vez que oímos hablar de él. Incluso nos provoca cierto rechazo al vincularlo a la monotonía, el trabajo y la ausencia total de libertad de elección. Sin embargo Karl Lagerfeld, Mark Zuckerberg, Alber Elbaz, Emmanuelle Alt, Carolina Herrera, Steve Jobs o la Reina Isabel II son solo algunos de los ejemplos de triunfadores que renuevan a diario sus votos con un atuendo repetitivo   e infalible.

uniforms-lajoiedevivre

Todos y cada uno de ellos han decidido jugarse el todo por el todo a una apuesta segura, a un comodín infalible-y no hablo de partidas de pocker ni negocios de altura, de los que por cierto también son expertos-. Todos ellos han optado por hacer un homenaje al clasicismo y la sobriedad. Todos ellos han hecho del uniforme su particular seña de identidad, su pièce de résistance.

Quizás porque los clásicos siempre suponen un valor seguro entre tanta tendencia efímera, quizás porque siempre hay quien prefiere contemplar los vaivenes de la moda desde la barrera conservando su batería de infalibles en el armario fieles a su estilo.Lo cierto es que las personas con uniforme a menudo transmiten una mezcla perfecta entre modestia y arrogancia, fáciles pero misteriosos, fieles al imperecedero encanto de los clásicos pero encarnando el nec plus ultra de lo chic.

uniforme-jwanderson-oliver-lajoiedevivre

En un mundo como el de la moda caracterizado por ser una verdadera vorágine de novedades, excesos, teatralidad, locuras y excentricidades nos encontramos con que las personas más elegantes, son a menudo aquellas que descartan los must-haves de la siguiente temporada. Nada que ver con no conocerlos, dominan cada una de las prendas y estilos que rigen la sociedad en cada momento pero prefieren ser fieles a su uniforme diario, aquel en el que su personalidad simplemente queda patente y parece decir algo así como “no te molesto, así que no me molestes”.

uniform-emmanuelle-alt-lajoiedevivre

Saturación de fugaces tendencias, refugio, descanso, seguridad o simplemente aquello de “en casa del herrero, cuchillo de palo”. Sea como sea cada vez son más los diseñadores y fashion insiders que uniforman su armario y su vida demostrándonos a todos que “la elegancia no consiste en ponerse un nuevo vestido”-Coco Chanel.

 

Anuncios